Otros Atractivos

  • + -

    Bosques y Naturaleza

    Los bosques de la zona segoviana son los más productivos del país, después de la llanura caribeña. Destaca los árboles de maderas preciosas, pero es muy poblada de hermosos pinares que crecen casi de manera natural en las elevadas montañas de suelo rojizo, en la llamada cordillera de Diplito y Jalapa, que cruza todo el departamento de Nueva Segovia.

    Los ríos segovianos, por la naturaleza del suelo, cobran un aspecto especial. Las arenas y piedras blanquecinas, con aspecto de marmolina provocan en conjunto con los bosques, un paisaje diferente al resto del país.

    Algunas partes elevadas de estos bosques son accesibles para vehículos todo terreno y subirlos es de por sí una aventura. Los máximos picos, que se acercan a la línea fronteriza con Honduras, permiten visualizar las montañas desde lo alto y gozar de un ambiente de aire puro con posibles manantiales de agua pura.

  • + -

    Haciendas Cafetaleras

    El mundo del café constituye toda una cultura, implantada en Nicaragua desde la segunda mitad del Siglo XIX y desarrollada en las zonas altas del país. La casa hacienda, las plantaciones, los bosques, las fuentes de agua, los procesos de secado, son todo un arte que tiene por eje central el cuidadoso cultivo que le ha dado a Nicaragua un espacio destacado entre los cafés de calidad del mundo.

    Las temporadas de corte concentran a centenares de trabajadores y en muchos casos, la comunidad atrae la diversión campesina.

    Los bosques de las haciendas cafetaleras son diferentes a los de pino. Componen hermosos paisajes naturales con su diversidad forestal y generan microclimas que atraen muchas especies de aves, que dan a la vida en las haciendas cafetaleras un toque singular.

    Las montañas de Nueva Segovia están llenas de diversas especies de aves. Quetzales y tucanes destacan por su colorido entre la variedad de aves que se pueden ver en los bosques húmedos de mayor altura. Algunas elevaciones como el Mogotón superan los 2,500 metros y por lo general coinciden con las haciendas cafetaleras o bosques primarios.

    Los bosques de Quilalí y San Juan de Río Coco, cuentan con bosques tan diversos como los de Jinotega y es en esta zona donde la variedad de aves es mayor y adornan las plantaciones cafetaleras.

  • + -

    Cultura e Historia

    Las artesanías de Mozonte constituyen una corriente avanzada e influyente en la artesanía nicaragüense sobre barro, dado el estilo de colores vistosos, el uso de grabados profundos y relieves sobre el barro, que superan las clásica piezas pintadas de otras zonas del país.

    Aunque estas artesanías se encuentran en Ocotal, Estelí, Managua, Granada o Catarina, solo en Mozonte, cerca de los artesanos, es posible descubrir el especial procedimiento que asegura semejante calidad.

    Nueva Segovia, junto a Jinotega y Estelí, fue el escenario del original ejército del General Augusto Sandino, cuya resistencia a la intervención de Estados Unidos provocó atracción internacional y dio paso la corriente de pensamiento sandinista. En algunos sitios de sus batallas, hay parques que recuerdan su gesta.

  • + -

    Naturaleza y Cañón

    El salto de El Rosario, pese a su difícil acceso, llama a los amantes de la naturaleza, para caminatas o cabalgatas retadoras, que ofrecen por recompensa la hermosa caída de agua, con unos 100 m. de altura y que por su anchura es considerada por muchos como la más caudalosa del país.

     Otro espacio fascinante de la naturaleza es el lecho donde fluye el río Coco, que naciendo en la zona montañosa de Choluteca, Honduras, pasa por Madriz y Nueva Segovia y traza la frontera con Honduras hasta desembocar en el Caribe. Es el río más largo de Centroamérica.

    Pero en la zona segoviana, hace una huella milenaria, que a lo largo de 7 Km. transita a más de 100 m. de profundidad, en una depresión conocida como el cañón de Somoto donde se flota en balsas o se camina al borde del río. Se pueden lograr fotografías espectaculares por el color de las rocas.

    Nueva Segovia tiene al sur zonas convergentes con montañas Madriz y Estelí, un poco más bajas, pero llenas de bosques preciosos, que permiten complementar el tipo de flora, con el último destino sur de las aves migratorias del norte.