Cultura y Arqueologia

Por tratarse de un refugio milenario de los aborígenes, Ometepe guarda en todo su territorio una de las más grandes expresiones de arte rupestre y artesanías de diferentes épocas. Desde las más sencillas obras sin color, pasando por las estilizadas piezas monocromáticas, hasta las complejas joyas arqueológicas policromáticas se pueden apreciar ampliamente en el Museo El Ceibo, una colección privada. El mismo cuenta con un museo numismático, que muestra monedas que van desde el cacao aborigen, hasta las monedas actuales.

Otros museos públicos  importantes están en Altagracia y Moyogalpa. Pero la colección de los museos, son apenas una muestra de todo lo que se ha producido en Ometepe, o quizás lo que se pudo preservar por la falta de interés de los colonizadores por esta isla.

En las faldas del Maderas, en medio de un cafetal, se aprecian petroglifos milenarios y no es sorpresa, intentar excavar para sembrar un árbol y encontrar una pieza nueva. De Ometepe salieron los ídolos aborígenes y otras piezas que se exhiben en Granada y en Managua.

La isla produjo uno de los bailes tradicionales de la danza folklórica nacional, que se denomina el baile del Zompopo.