Ecoturismo

San Juan del Sur no solo es atractivo a los humanos. Tortugas del mundo eligen a la playa de La Flor, como uno de los pocos sitios para arribadas masivas, en la temporada de desove. La posibilidad de contemplar las arribadas masivas en la playa y el proceso de

excavación y protección de los huevos, especialmente en las noches, mueve a centenares de personas a La Flor y otras playas aledañas.

La Flor es un Refugio de Vida Silvestre, protegido por las leyes y el sistema de Áreas Protegidas. Las autoridades militares y ambientales de Nicaragua resguardan esta playa para evitar la depredación de huevos y proteger a las trtugas en peligro de extinción.

Entre Julio y Enero ocurren al menos siete arribadas masivas de las tortugas adultas y es posible programar un retorno 50 días después, cuando rompen el cascarón y salen de sus huevos al mar miles de tortuguillos en busca de vida.

Observar aves de playa y de bosques, también provoca movimiento turístico. La zona de Rivas y Carazo es parte de esa frontera invisible hasta donde decenas de especies de aves migratorias se desplazan desde el extremo Sur hacia el norte de América. Algunos contemplan en el norte del país a las aves migratorias norteñas y al buscar las sureñas en San Juan combinan el tour con actividades de playa.