Explorar los cayos

Ser rey del mar por un día, es la sensación que provoca el arribo y disfrute de los Cayos Perlas, un archipiélago formado por 22 islotes ubicados a 35 km. mar adentro, formados sobre arena blanca y poblados de arboles cocoteros y otra vegetación marina que dibujan un paraíso auténtico.

Algunos tienen edificaciones menores y pueden recibir hasta cincuenta personas. Hay unos medianos que solo admiten a una familia y hay unos muy pequeños, sin edificación alguna, pero siempre te dan el deleite de un paraíso del mar.

Al navegar hacia los cayos, es posible ver tortugas, delfines y otras especies mayores, pero al explorar los arrecifes, sus ojos y su  mente no tendrán capacidad para retener la gran cantidad de especies bajo las aguas cristalinas. Nicaragua concentra el siete por ciento de la biodiversidad del mundo y este destino le abre una ventana al mundo submarino, sin mucho riesgo.

Hacer esnórkel o bucear cerca de los cayos, es una experiencia fascinante con el mundo submarino. Anunciando su arribo con tiempo, encontrará buenas opciones para contar con acompañamiento profesional. Tendrá la oportunidad de ver manta rayas, tiburones bebe y otras especies, además de moluscos de las más extrañas apariencias. Algunos son exportados a países asiáticos para bocadillos exóticos.