Volcanes

Los dos volcanes de Ometepe complementan fuego y agua. El Concepción está activo y en los últimos años ha derramado lava y lodo en pequeñas porciones que bloquean temporalmente el único camino de acceso.

Escalar los 1,610 metros es posible y es impresionante el cambio de clima. Del calor intenso en las faldas al viento fresco en la cima, donde casi siempre hay una cubierta de nube.

El Maderas, de 1,400 metros de altura, es la otra cara volcánica de Ometepe. Es un volcán de agua, con grandes cascadas en sus faldas como la de San Ramón y en el cráter cubierto de vegetación esconde una laguna de agua verde sulfurosa con un área de 400m por 150 m. Es posible descender hasta la laguna, pero no se recomienda el baño.

Subir el Maderas tiene un nivel de dificultad alto, porque además de escalar, se debe superar el nivel de humedad, que obliga a recorrer los senderos con ayuda de un guía. Algunos que se atrevieron a ir solos, encontraron serios accidentes.